Una biblioteca

Posted By on Sep 22, 2011 | 138 comments


Juan Mata fue uno de mis buenos amigos en Granada. Digo fue no porque dejara de serlo sino porque hace mucho tiempo que no nos vemos. Pero la lejanía no ha disipado el afecto. Juan Mata era profesor de literatura en la Escuela de Magisterio(perdón: en la Escuela Universitaria de Profesora de Educación General Básica -no sé cómo será ahora, cuántas siglas le habrán añadido o quitado) y también concejal en el ayuntamiento. Él era uno de los concejales del Partido Comunista y yo era auxiliar administrativo. En esa época aún se dedicaban a la política personas capacitadas que lo hacían por convicción y generosidad y que no tenían el menor interés en convertirse en profesionales de los cargos públicos. Juan se cansó, como tantos, o fue quedando arrinconado por los más logreros o los más ignorantes, y volvió a su puesto de trabajo. También siguió escribiendo con mucha inteligencia y agudeza en los periódicos locales.

Hace poco me escribieron de Granada contándome que una hermosa biblioteca pública en un barrio popular, el Zaidín, estaba a punto de ser cerrada por el ayuntamiento. Han decidido que más importante que albergar libros y lectores es ceder el local a un grupo de bailes regionales. Donde se pongan los bailes autóctonos que se quiten los libros, más aún en una tierra como Andalucía, donde las autoridades llevan treinta años dedicadas a un proceso riguroso de andalucización. Olé mi sangre. Zoi andalú, cazi ná. Seguimos a la cola de España, de Europa, en casi todos los indicadores de bienestar y de educación, pero somos más andaluces que nunca. Viva la madre que nos parió. Gloria bendita. Tenemos una gracia que no se puede aguantar. Mi amigo Juan Mata escribió hace unas semanas un artículo en defensa de la biblioteca pública del Zaidín en el diario Granada Hoy. Al cabo de los años, leyéndolo me he acordado de nuestras conversaciones, he reconocido su voz.

http://www.granadahoy.com/article/opinion/1038934/no/es/lo/mismo.html